Hermagor, esquí y mucho más en Carintia

Hermagor

Hermagor está rodeada por montañas y colinas, situada en el centro del hermoso Valle Gailtal, en el sur de Carintia a unos 50 kilómetros al oeste de Villach. Es un centro económico y administrativo importante y debe su nombre al primer obispo de Aquilea, San Hermágoras. Hermagor es muy popular como base para el esquí en las cercanas pistas de Nassfeld, siendo este el principal atractivo para los turistas.

El lago Pressegger es la joya de Hermagor, así como uno de los lagos para nadar, con calidad de agua potable, más calurosos (hasta 28 grados centígrados en verano) en la provincia de Carintia. La principal razón de la limpieza del lago Pressegger, es el hecho de que no se permiten embarcaciones a motor allí.

Por supuesto, no sólo los amantes de los deportes acuáticos son bendecidos en Hermagor, también es buen lugar para los amantes del senderismo, con cuatrocientos kilómetros de senderos bien marcados de todos los niveles de dificultad en el valle y en las zonas altas, desde donde se tienen unos panoramas espectaculares. Hermagor también es el punto de partida para excursiones al espectacular Garnitzenklamm, un estrecho desfiladero a aproximadamente 2.5 kilómetros al oeste de la ciudad.

Hermagor

Cada año, los residentes de Hermagor organizan una gran fiesta, llamada la fiesta de tocino. El programa de animación asegura buena variedad, y los músicos proveen a la multitud de suficiente movimiento después de un amplio goce de tocino. Hermagor forma el centro de unos 30 pequeños pueblos y aldeas, y la Reserva Natural Wulfenia en la ciudad está abierta todo el año.

En términos de lugares para visitar dentro de Hermagor, está la plaza de mercado, la iglesia parroquial y unas pocas casas burguesas. La iglesia parroquial del siglo 15, un edificio gótico tardío, fue reconstruida después de las guerras contra los turcos, cuando pinturas murales del siglo 14 de los Doce Apóstoles fueron descubiertas en el coro. Un hermoso altar alado con grabados y pinturas se encuentra en la capilla contigua.

Uno de los principales puntos de interés es el pequeño palacio de Schloss Lerchenhof. Fue construido en 1848 por un noble local, llamado Julius Wodley justo antes de su matrimonio. Por desgracia, el joven murió antes de que estuviera terminado. Sin embargo, ahora se ve como uno de los mejores edificios Biedermeier en toda Carintia.

Foto 1 Vía: Kafubra

Foto 2 Vía: Johann Jaritz

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Carintia


Deja tu comentario