La Orquesta Filarmónica de Viena

Orquesta Filarmónica de Viena

La Orquesta Filarmónica de Viena (Wiener Philharmoniker) fue fundada en 1842 como la primera orquesta profesional en Viena. De hecho, antes de su fundación, no había ninguna orquesta permanente y profesional que se encontrara fuera de las salas de ópera en la ciudad. Desde su creación, la Filarmónica de Viena ha representado lo mejor de la tradición orquestal de Europa Central y es una de las orquestas más venerada en el mundo.

En 1833, Franz Lachner, director de orquesta en la Hofoper, había formado una asociación de músicos de las filas de las orquestas de ópera para reproducir música sinfónica, pero esto fue un esfuerzo temporal.

Nueve años más tarde, un grupo de críticos de música y otras partes interesadas persuadieron a Otto Nicolai, director principal de la Kärntertortheater, para llevar a cabo el primer concierto de la Wiener Philharmoniker en el Redoutensaal Grosser (gran salón de baile) el 28 de marzo de 1842.

La Orquesta Filarmónica de Viena fue fundada como una orquesta completamente autónoma, y ha permanecido así desde entonces. Al igual que los antiguos griegos, los músicos de la filarmónica siempre han tenido un sistema democrático de gestión. Si bien se enorgullecen de esa estructura democrática, a la orquesta le ha tomado 155 años en acostumbrarse a la idea de que las mujeres tomen un papel activo como músicos de la Filarmónica.

La orquesta se negó a aceptar hasta el año 1997 un músico mujer como miembro de pleno derecho, amenazando con disolver en lugar de ceder a la presión política. Por lo general, la Filarmónica de Viena se opone a la contratación de músicos que no son hombres de Europa Central, con el fin de preservar lo que es percibido como una cualidad única de sonido.

Si bien las políticas de la orquesta puede ser controvertidas, no puede negarse que la filarmónica es una de las mejores orquestas del mundo, tocando con delicadeza y claridad excepcionales. El repertorio aún se centra en la sinfonía clásica (Haydn, Mozart, Beethoven) y se complementa con la música sinfónica austriaca del siglo 19.

Desde 1941 la Filarmónica de Viena ha llevado a cabo un concierto de Año Nuevo en el Musikverein, donde un maestro seleccionado previamente por los músicos dirige música compuesta por la familia Strauss. Este es un concierto que se transmite en todo el mundo por televisión y que siempre ocupa la atención de los amantes de la música. Desde hace varios años, la orquesta también participa en el Festival de Salzburgo.

Foto Vía: David Basanta

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Arte y Cultura, Viena


Deja tu comentario