KunstHausWien, arquitectura y arte en Viena

KunsthausWien

Viena es una de esas ciudades donde al doblar una esquina te tropiezas con otra pieza de historia cultural, musical o artística. Uno de los sitios más representativos de arte en Viena, a pesar de su relativa juventud, es la KunstHausWien. El nombre significa literalmente «casa del arte de Viena», pero es en realidad una galería que alberga una gran parte del trabajo de Friedensreich Hundertwasser.

El edificio de fachada de tablero de ajedrez irregular en blanco y negro diseñado por Hundertwasser, fallecido en el año 2000 en un barco en el Océano Pacífico, fue inaugurado oficialmente en 1991, para albergar una exposición permanente de pinturas de Hundertwasser y proporcionar espacio para exposiciones internacionales.

La KunsthausWien está situada en el tercer distrito de Viena y es una casa que no se corresponde con los clichés y normas habituales. Es un típico edificio de Hundertwasser, con líneas irregulares y árboles que crecen fuera de todo espacio libre, que se adapta a los contenidos del museo a la perfección.

A Hundertwasser evidentemente no le gustaban las líneas rectas. Su gran lema fue: «Die gerade Linie ist gottlos!» («La línea recta es atea»). Incluso dentro de la galería, el piso está desnivelado, lo cual resulta en una «melodía para los pies» diseñada para estimular y «elevar» al hombre, según decía Hundertwasser.

El espacio total de exposición asciende a unos 4.000 metros cuadrados. En la planta baja se encuentran una cafetería llena de arte así como una tienda de buen gusto con diversos souvenirs y objetos de interés relacionados con el arte. En los dos primeros pisos superiores está en exhibición la muestra representativa del trabajo de Hundertwasser, incluyendo pintura, gráficos, tapices y modelos arquitectónicos. El tercer y cuarto piso se reservan para las exposiciones internacionales.

En el edificio que ahora se conoce como KunsthausWien funcionaba una antigua fabrica de muebles de los hermanos Thonet, pioneros en el diseño de muebles con técnicas de curvado en madera. En la cafetería hay más de 100 sillas Thonet que pueden ser utilizadas por los clientes.

No muy lejos de la KunsthausWien, se encuentra la HundertwasserHaus, otra de las obras emblemáticas de Hundertwasser. Es residencial, por lo que sólo puede ser vista desde el exterior.

Foto Vía: Richard Gould



Etiquetas:

Categorias: Viena


Deja tu comentario