Recorrer la Maria-Theresien-Platz, en Viena

Maria-Theresien-Platz

Maria-Theresien-Platz es una gran plaza y un popular sitio de turismo en Viena. Se encuentra en el centro de la ciudad, junto al gran Ringstrasse y el Museo de Arte Moderno. Fue construida en 1819, y sus lugares atraen a los residentes locales y turistas extranjeros que visitan el hermoso parque ubicado allí.

La Plaza cuenta con impresionantes atracciones culturales, incluyendo dos museos: el Museo de Historia Natural (Kunsthistorische Museum) y el Museo de Historia del Arte (Kunsthistorisches Museum). También hay una gran estatua de la gran emperatriz María Teresa.

El monumento a la emperatriz María Teresa es uno de los más impresionantes de todo Viena. Domina la plaza y está flanqueado por los dos museos. Fue Francisco José I quien encargó al escultor Kaspar von Zumbusch diseñar el monumento y su trabajo fue inaugurado en 1887. La emperatriz está sentada en su trono, sosteniendo la Pragmática Sanción de 1713 en su mano izquierda.

En el monumento, ella está rodeada de los grandes personajes de su época: las figuras de pie son el canciller del Estado Kaunitz, el Príncipe de Liechtenstein, el conde Haugwitz y su médico, van Swieten, mientras que los generales Daun, Laudon, Traun y Khevenhüller están a caballo.

Los relieves en lo alto representan personajes ilustres de los ámbitos de la política, la economía y las artes, incluyendo Haydyn, Gluck y el niño prodigio, Mozart. En el lado suroeste de la Plaza, la plaza de exposición conduce al barrio de los museos, el cual exhibe una obra contemporánea, mientras que los museos más antiguos son el lugar para pasar más tiempo y tienen una bonita lección cultural e histórica acerca de las artes.

Los dos museos que acompañan el monumento a la emperatriz (el Museo de Historia Natural y el Museo de Historia del Arte), son lugares de visita obligada, con sus fachadas, brillante arquitectura y espectaculares colecciones de arte. Estos dos edificios son casi idénticos, salvo por las estatuas en sus fachadas.

Las estatuas en la fachada del Museo de Historia Natural representan personificaciones de los continentes de Asia, África, Europa y América. Mientras que la fachada del Museo de Historia del Arte representa a famosos artistas europeos, entre otros, el famoso pintor neerlandés Pieter Bruegel.

Foto Vía: Ivan C



Etiquetas:

Categorias: Viena


Deja tu comentario