- Sobre Austria - https://sobreaustria.com -

Sala de conciertos Brucknerhaus, en Linz

Durante más de treinta años, la elegancia atemporal de Brucknerhaus (un tanto eclipsada por el cercano Museo Lentos y por el Ars Electronica Center) ha marcado la imagen de la ciudad de Linz junto al Danubio. Las tres salas, el amplio vestíbulo y su gran fachada de cristal, con una maravillosa vista del Danubio, ofrecen una atmósfera elegante para eventos exclusivos y exitosos, además de programas de conciertos.

La sala de conciertos Brucknerhaus lleva el nombre del compositor Anton Bruckner, la figura cultural más famosa de Linz. Bruckner nació en Ansfelden, una pequeña aldea cerca de Linz, y compuso gran parte de su música en Linz.

La sala de conciertos, inaugurada el 24 de marzo de 1974, fue diseñada por el arquitecto finlandés Heikki Siren con especial atención en las características acústicas. En la actualidad es el centro de la vida cultural de la ciudad.

El edificio cuenta con tres salas, todas con nombre de una persona famosa que vivió en Linz. La sala más grande, Bruckner, alberga 1420 asientos y un lugar para 150 de pie; es adecuada para conciertos orquestales o conferencias. La sala mediana Stifter, nombrada en honor al escritor austriaco Adalbert Stifter, cuenta con 350 asientos para música de cámara. La sala más pequeña de 150 escaños se llama sala Kepler, por el astrónomo Johannes Kepler, quien vivió y trabajó en Linz.

Cada año, la Brucknerhaus acoge el Festival Internacional de Bruckner (Brucknerfest) y el festival Ars Electronica. El Brucknerfest es un festival de tres semanas que se extiende desde mediados de septiembre hasta principios de octubre e incluye una amplia gama de eventos. Hay óperas, recitales de danza, representaciones teatrales, proyecciones cinematográficas y exposiciones de arte, así como conciertos de famosas sinfonías y orquestas de cámara.

También a menudo hay conciertos clásicos por la mundialmente conocida orquesta de Bruckner (Brucknerorchester), orquestas y solistas internacionales invitados, y programas que incluyen jazz, música contemporánea, narración de cuentos y música para niños.

Antes o después de la actuación puedes ir al restaurante y disfrutar de una comida agradable, placentera o bebidas y aperitivos. Aprovechando que Brucknerhaus se encuentra en la orilla del hermoso río Danubio, hay cerca un servicio de barco a Viena o Passau.

Foto Vía: NeoUrfahraner