La leyenda del Lindwurm en Klagenfurt

Lindwurm en Klagenfurt

Esta estatua del mítico “Lindwurm”, una gran criatura con combinaciones de dragón y serpiente propio del folclore europeo, fue creada en 1590 por Ulrich Vogelsang. La escultura representa la leyenda local de un Lindwurm, que se creía era el responsable de las inundaciones de la región. Aunque representa un dragón, puede considerarse como la primera reconstrucción de un animal extinto.

Cuenta la leyenda que Klagenfurt fue construida sobre un pantano habitado por un dragón, el cual fue seducido fuera de los pantanos, cerca del río Glan, por un toro encadenado y finalmente asesinado por los caballeros.

El matador representado en la escena de la escultura fue añadido por Michael Hönel en una fecha posterior. El Lindwurm se ha convertido en el emblema de la ciudad y el escudo de armas de la ciudad todavía muestra el dragón para recordarnos de esta hazaña heroica.

La leyenda completa del Lindwurm en Klagenfurt se cita de la siguiente manera: El nombre de la ciudad puede leerse como “vado del lamento”. Las inundaciones destruyeron repetidamente los cruces sobre el río Glan y muchas personas perdieron la vida. Así surgió la idea de que un dragón era el responsable de todos los accidentes letales en el vado y en los pantanos cerca del Río Glan.

Durante la lluvia y la tormenta las personas podrían escucharlo rugir. Para aliviar a los campesinos de esta criatura, el duque de Carintia construyó una torre enorme en los límites de los pantanos. Algunos caballeros valientes se escondieron allí y sedujeron al dragón con un toro robusto atado a una cadena. El Lindwurm devoró el toro y colgó retorciéndose en la cadena como un pez en el anzuelo, mientras era asesinado por los caballeros. Más tarde fueron drenados los pantanos, y la torre fue reemplazada por un castillo. Así, la ciudad de Klagenfurt fue fundada.

El documento más antiguo conservado del Lindwurm es un sello de la ciudad de fecha de 1287. En ese momento la derrota del dragón hacía parte del folclore local. El hallazgo, posiblemente en 1335, de un cráneo de aproximadamente 75 cm de largo de una bestia totalmente desconocida mejoró esta creencia. Al instante fue interpretado como el cráneo de un dragón o Lindwurm. Este fósil, que en realidad es el cráneo de un rinoceronte lanudo, sirvió como modelo para la cabeza del Lindwurm en la escultura, la cual se encuentra en la Neuer Platz, en el centro de Klagenfurt.

Foto Vía: Zacke82

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Klagenfurt


Deja tu comentario