Palacio Leopoldskron, escenario de película

Palacio Leopoldskron

El Palacio Leopoldskron (Schloss Leopoldskron) es uno de los más hermosos edificios rococó en la región de Salzburgo. Fue construido en 1731 por el arzobispo Leopold Anton Freiherr von Firmian como residencia para su familia.

Después de 1837, cuando la familia Firmian vendió el palacio, el edificio cambió de propietarios muchas veces. Leopoldskron fue una galería, se convirtió en propiedad de un terrateniente, e incluso el rey Luis I de Baviera se encuentra en la lista de propietarios.

Cuando fue comprado en 1918 por el fundador del Festival de Salzburgo, Max Reinhardt, se dedicó a realizar la visión de su vida y transformó el castillo en un contexto de vida teatral con encanto histórico. Hasta 1938, músicos, autores y artistas de renombre internacional se reunieron en este «Salón» a fin de conversar y disfrutar de las cosas buenas de la vida. Desde entonces, Schloss Leopoldskron ha sido conocido como la cuna del Festival de Salzburgo.

El Palacio es ahora propiedad del Salzburg Seminar y no está abierto al público en general. Es un lugar reservado para el uso exclusivo y disfrute de los huéspedes y clientes. Personalidades como el Príncipe Carlos de Gales, Hillary Clinton, Arnold Schwarzenegger, Donna Leon y muchos otros políticos de alto rango, artistas, científicos y empresarios líderes de todo el mundo, ya han tenido el privilegio de disfrutar de la fascinación de este lugar.

Aparte de ofrecer alojamiento en lo que probablemente es la más exclusiva «casa de huéspedes» de Austria, el histórico Schloss Leopoldskron es un lugar ideal para seminarios, conferencias, reuniones y eventos especiales organizados en medio de un magnífico marco.

El Palacio Leopoldskron es mundialmente famoso por ser uno de los lugares más importantes de rodaje de la película «The Sound of Music«, también conocida en España como «Sonrisas y lágrimas». Es la verdadera casa de la familia Von Trapp, para lo cual utilizaron la vista trasera del edificio.

La familia bebía limonada con la baronesa en la terraza y la escena de los niños cayéndose del bote se filmó en el lago adyacente. La sala veneciana del castillo fue copiada y utilizada como el salón de baile para los tiroteos interiores que se hicieron en los estudios.

Hay un tour temático sobre esta película por Salzburgo y el Distrito de los Lagos, Salzkammergut, en el que se incluye la observación de este palacio desde el lado opuesto del lago.

Foto Vía: rsambrook



Etiquetas:

Categorias: Salzburgo


Deja tu comentario