Puente de Europa, cerca de Innsbruck

Europabrucke

El Europabrücke o Puente de Europa, cerca de Innsbruck es una sección central de la autopista de Brennero, una de las principales vías de comunicación de norte a sur de Europa, por lo que también es un cuello de botella para viajeros que vayan rumbo al sur a través de los Alpes hasta Italia, Austria y Suiza. Los Alpes cubiertos de nieve se pueden ver desde el puente.

Concluido en 1963, la estructura de arco de Europabrücke se consideró una obra maestra de ingeniería y fue durante cuatro décadas el puente más alto de Europa. Este título se le arrebató en 2004, cuando Francia abrió el Viaducto de Millau, el puente más alto de Europa en estos momentos.

La altura del Puente de Europa y el curso ligeramente curvado proporcionó a la ingeniería de la década de 1960 grandes retos. El puente es de aproximadamente 780 metros de largo y 192 metros de alto desde el fondo del valle. La secciones más largas entre las columnas llegan hasta 198 metros.

Lamentablemente, la construcción del Europabrücke cobró la vida de 22 hombres, un número inusualmente alto para un moderno puente. La leyenda dice que los fantasmas de estos hombres producen un “canto” que se puede escuchar si te quedas un tiempo cerca de las vigas. El “canto” es responsable ante el ruido generado por el paso de vehículos que se extiende a lo largo de los elementos de construcción.

Para conmemorar las pérdida de vidas, se construyó una capilla diseñada por Hubert Prachensky en una colina en el lado oeste del puente.

Durante la guerra fría, el puente desempeñó un importante papel táctico en el plan de defensa. Los militares establecieron barricadas y manipularon el cruce con explosivos. Hoy en día, el puente es una vía de comunicación importante con un tráfico pesado durante la Semana Santa y vacaciones de verano. También es un destino popular para los turistas, fotógrafos y amantes del bungee jumping.

Europabrücke es considerado uno de los mejores lugares de puenting en el mundo. Situado en una plataforma en el centro del espacio principal, la emocionante caída libre es una manera espectacular para disfrutar de la enorme escala del puente y el espacio abierto debajo de él.

Foto Vía: Bastian

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Innsbruck


Comentarios (1)

  1. ariel carrasco dice:

    En la revista Selecciones del Reader`s Digest de agosto de 1968, se encuentra la biografia condensada por Joseph Wechsberg, de este maravilloso puente viviente, vale la pena que lean este articulo los viajeros y turistas que transitan por su elegante estructura.

Deja tu comentario