Mönchsberg, arte por encima de Salzburgo

Monchsberg

La montaña Mönchsberg es una de las seis montañas de la ciudad de Salzburgo y ofrece las mejores vistas sobre el centro de la ciudad y la fortaleza Hohensalzburg. Un viaje por Mönchsberg es una gran oportunidad para explorar las antiguas murallas y disfrutar un paseo panorámico en la cima de la montaña.

La caminata hasta la cima toma aproximadamente 10 minutos, aunque los visitantes con menos energía pueden tomar un funicular hasta la cima. Este viaje es gratuito para los titulares de la tarjeta de Salzburgo, y solo cuesta unos pocos euros para los que no la tienen. El funicular sube a un punto panorámico con espectaculares vistas sobre la ciudad.

La caminata, sin embargo, es muy recomendable ya que la ruta pasa a través de un bosque encantador y por numerosas casas antiguas hermosas. La cima de la montaña ofrece una vista espectacular y es el lugar perfecto para pasar una tarde y tomar un buen sorbo de aire fresco alpino.

Las murallas y fortificaciones existen en Mönchsberg desde el siglo XIII. La parte más estrecha de la montaña hacia la fortaleza fue asegurada por una poderosa muralla, que extendieron los ciudadanos de Salzburgo en 1487. La llamada “Bürgerwehr” (“defensa ciudadana”) está justo encima de la puerta Gstättentor, que coincide con los límites de la antigua ciudad. El paso por esta muralla fue construido entre 1630 y 1640.

Si llegas desde la montaña Festungsberg a la montaña Mönchsberg, atraviesas una imponente puerta llamada “Katze”, construida en 1635. Un agujero en las murallas que aseguraban la Katze lleva a la meseta Richter, con torres que pertenecen a las antiguas fortificaciones y un monumento al geógrafo Eduard Richter. Finalmente, a medida que desciendes en el extremo norte, te encontrarás en el barrio Mülln, donde se encuentra la famosa cervecería Augustiner.

No se puede dejar de mencionar que en la parte superior de la montaña se encuentra la segunda ubicación del Museo de Arte Moderno, uno de los mejores museos de Salzburgo. No es tan espectacular como el museo en la ciudad, pero es de gran valor histórico. Desde la terraza hay una magnífica vista de la totalidad de Salzburgo.

En verano esta puede ser una maravillosa y rápida manera de escapar de las pequeñas calles concurridas de la Ciudad Vieja.

Foto Vía: Rhiannon Boyle

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Salzburgo


Deja tu comentario