Gloggnitz, excursión de fin de semana desde Viena

Gloggnitz

A una hora en coche al sur de Viena, está una región a menudo visitada por excursiones y viajes de fin de semana. Se trata de Gloggnitz, un pequeño pueblo rural situado en la parte sur oriental de Baja Austria, rodeado de montañas que alcanzan los 2000 metros de altura y que forman un anillo verde de bosques.

El castillo completamente reformado, que se eleva por encima del pueblo, se ha convertido en el centro cultural y social de atención, empezando por la exposición de renombre nacional “Baja Austria Landesausstellung” en 1992. El castillo de Gloggnitz fue alguna vez un monasterio benedictino y data del siglo 11, aunque fue remodelado posteriormente en el estilo barroco.

La arquitectura gótica todavía es evidente en algunas partes. Por ejemplo, las defensas del castillo, incluyendo las torres gemelas y la puerta de la capilla del abad del siglo 14. Hay dos capillas barrocas hermosas y una iglesia que tiene estatuas, pinturas y frescos hermosos. El castillo de Gloggnitz también es un escenario para las personas que quieren la boda de sus sueños.

También bastante espectacular es el ferrocarril Semmering, patrimonio mundial de la UNESCO. Se trata de una vía férrea que consiste en una serie de puentes y túneles que une Viena con Trieste (Italia). Es un verdadero hito en la ingeniería. Especialmente cuando se tiene en cuenta que fue construido en medio del siglo 19.

Entre los edificios más antiguos de Gloggnitz se encuentra la capilla dedicada a San Otmar. El año de construcción no se sabe con certeza, pero es anterior a la abadía benedictina que fue fundada en 1094. En su forma actual hay evidencia de su origen gótico, reconocible en la delicada tracería de sus ventanas.

También hay una iglesia moderna, la Iglesia de Cristo Rey, diseñada por el famoso arquitecto austriaco Clemens Holzmeister. La gran torre de veintinueve metros de altura tiene un mosaico que muestra a un ángel sobre el cual hay una ventana circular con tracería elaborada. La nave de la iglesia también tiene un bello mosaico cerca del altar que muestra a Cristo Rey y los cuatro evangelistas.

Este pequeño pueblo es un popular lugar de veraneo; un cruce importante de tráfico y una buena base para explorar la zona y la montaña Rax, una cadena montañosa rica en bosques y pastizales, que forma el límite entre Baja Austria y Estiria.

Foto Vía: Johannes hartl

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Viena


Deja tu comentario