Los elegantes viñedos de Bad Vöslau

Bad Vöslau

A sólo 35 kilómetros al sur de Viena se ubica el pintoresco pueblo Bad Vöslau, no sólo famoso por las cómodas instalaciones y spa que ofrece a los turistas, sino también por ser el principal productor de uvas que se utilizan para fabricar el vino tinto austriaco.

La mejor forma de llegar a este pequeño poblado es, después de instalarnos en la capital, en auto, la ruta es directa. Pero, como no es frecuente tener a disposición un auto, la segunda mejor opción es contratar una excursión en autobús desde la ciudad.

Es una visita que ocupa medio día aproximadamente, realiza un paseo por los viñedos y bodegas boutique del lugar. Se pueden comprar vinos y probar cosechas especiales de tiradas cortas, muy exclusivas.

La historia de estos viñedos se remonta al siglo XVIII, exactamente al año 1770. El Conde de Fries desarrolló el cultivo de la vid. Comenzó como un emprendimiento pequeño y se fue extendiendo a niveles industriales por la gran demanda de los productos. En la actualidad, el pueblo completo sostiene buena parte de su economía en la uva, con la cual se elabora vino tinto y distintos vinos espumantes que, según los especialistas, son muy populares a lo largo de todo el mundo por su calidad y precio.

Bad Vöslau creció sostenidamente durante el siglo XX, ya para mediados de 1954, y de acuerdo con los datos del censo de aquel año, se consolidó como una ciudad. Entre los atractivos que ofrece se destacan sus bosques -típicos en la Baja Austria-, sus aguas termales y su producción vinícola. Es una visita a puro aire libre y relax.

Durante el mes de septiembre se organizan las denominadas Curas de vino y sidra. Dicen que son óptimas para purificar el cuerpo y el alma, y para mejorar el funcionamiento del sistema digestivo. Hay aproximadamente 37 tabernas donde se sirve vino de distintos varietales. También es el momento exacto para explorar las campiñas en bicicleta: hay un recorrido de 34 kilómetros de senderos que se extiende por las termas. Es sencillamente espectacular. Ahora bien, para disfrutarlo en su plenitud es preferible coordinar y quedarse a pasar al menos una noche en el pueblo.

Foto vía: austria-lexikon

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Viena


Deja tu comentario