El Donaufestival, performances artísticas en Krems

Donaufestival

Ningún fanático del arte contemporáneo puede perderse el Donaufestival si está de visita en Krems. Está considerado uno de los encuentros más importantes de Europa en lo que refiere a arte sonoro, performance y experimentación.

Los artistas locales tienen especial protagonismo, pero también llegan creadores desde Viena, Salzburgo y otras ciudades cercanas.

Todo los años, pocos días después de Semana Santa, tiene lugar este acontecimiento que reúne a músicos de primer nivel -han pasado artistas de la talla de Rufus Wainwright, Melvins y Peaches, entre otros- con el objetivo de exponer nuevos enfoques estéticos y conceptuales.

Además de recitales y exposiciones, el festival se encarga de explotar al máximo las vías de comunicación digitales, de este modo las fronteras y la interacción entre el público de expanden a nivel internacional. Ya no es sólo cuestión de generar una propuesta entre cuatro paredes, para un público único y limitado, la proyección involucra ahora nuevos paradigmas, que arrastran innovación en las obras expuestas, el rol del espectador y los modos de entender la crítica.

La cultura pop, tal cual explican los organizadores, se abre como un campo de batalla experimental. Se trabaja dentro de un escenario interdisciplinario, con un enlace directo en ideas político-sociales que van más allá de las miradas de superficie; hay una unión de análisis profundos concretados en intervenciones, música y performances.

El festival se entiende como un eje de comunicación entre distintas redes, cada línea tiene su propio nodo, y entre todos los nodos se forma un nivel de contextualización que abre diversos niveles de significado. En síntesis, la idea central es salir de la grilla convencional es espectáculos. Ya no sirve la exposición fría y cronológica de sucesos artísticos, como una imposición del departamento de programación. La búsqueda es sumergirse en un proceso de integración y presentar, una vez al año, los resultados de ese movimiento.

A todo esto se le suma que los programadores ponen especial atención en artistas y obras muy poco difundidas. La innovación no es únicamente una cuestión de imagen, sino también abrir puertas a las expresiones solapadas por la gran maquinaria del mercado mainstream.

Foto vía: digitalinberlin

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Krems


Deja tu comentario