Los Jardines Kamptalgarten, en la Baja Austria

Los jardines Kamptalgarten

Para los enamorados de las flores y el paisajismo, el lugar indicado son los Jardines Kamptalgärten, en la Baja Austria, ubicados a lo largo de la calle Kamptal. Son 19 espacios atiborrados de especies florales muy particulares, pensados para que muestren su esplendor y colorido durante las cuatro estaciones.

Para comenzar el recorrido, uno de los jardines más impactantes es el que se extiende en los alrededores del Castillo Grafenegg, de claro corte inglés. Allí nos podemos quedar a pasar parte del día, sentarnos a tomar y comer algo, o simplemente a descansar. La entrada a todos los espacios es libre y gratuita. Lo único que se pide -y que es importante respetar- es mantener siempre la limpieza.

También está el bonito Jardín de las religiones, sobre el lote del Monasterio de Stify Altenburg. Allí están representadas las principales religiones del mundo a partir de técnicas modernas de jardinería.

En Maissau se encuentra el Jardín de las plantas medicinales, repleto de especies que se utilizan para elaborar remedios sobre los consejos tradicionales de los médicos y curanderos del lugar. Otro jardín curioso es el de Los germanos, en Elasrn, donde se ha copiado la disposición y se han sembrado las plantas típicas que cultivó el pueblo germano en toda la zona.

Otro muy interesante es el Jardín del Arca de Noé, que fue pensado con el objetivo de recuperar plantas, semillas y flores en extinción. La idea es cultivarlas y multiplicarlas. Allí trabaja un equipo de especialistas que se encarga de cuidar que no falte el agua, que no haya plagas y que la tierra tenga todos los nutrientes necesarios.

Sobre el final del recorrido aparecen los Jardines Kittenberger Erlebnisgärten, integrados por unos 23 jardines temáticos, donde se pueden apreciar más de 500 distintas plantas y flores, llevadas desde los cinco continentes. Cada una está acompañada por un pequeño cartel que especifica el nombre y la fecha en que fue plantada.

Todos los jardines están comunicados, el sendero es perfecto para recorrer en bicicleta. Conocer los jardines es una actividad de jornada completa. No hay ningún tipo de comercio ni proveeduría en el trayecto, así que es importante llevar algo para comer.

Foto vía: urlaubambauernhof

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Baja Austria


Deja tu comentario