- Sobre Austria - https://sobreaustria.com -

Thal, el pueblo natal de Schwarzenegger

Apenas a diez kilómetros de Graz se halla el pequeño pueblo de Thal. Un lugar que no pasaría de ser un pintoresco enclave entre montañas si no es por la fama de una de las personalidades que nació aquí: Arnold Schwarzenegger. El célebre actor nació en este rincón de Austria el 30 de julio de 1947, y buena parte del turismo que llega hasta aquí lo hace atraído por esta curiosidad.

Precisamente la casa natal del actor es el enclave más visitado de la zona. Desde hace un par de años se ha acondicionado como museo, recuperando la distribución que tenía cuando el protagonista de Terminator vivía en ella. Además se pueden contemplar más de mil objetos personales, fotografías y otros recuerdos tanto de su infancia como de su vida adulta. Las entradas de este museo tienen un precio de cinco euros.

Pero además de la casa natal de Schwarzenegger, hay otros pequeños monumentos en Thal que llaman la atención del visitante. En primer lugar la Iglesia de San Jacobo, cuyo origen nos remonta al siglo XVIII. La actual data de la ampliación y reconstrucción llevada a cabo en 1992. Una iglesia de colores llamativos, que contrasta de forma bella y fresca con la naturaleza circundante. Realmente es un edificio que gusta bastante.

Desde esta iglesia se tiene una maravillosa vista del Lago Thalersee, muy apacible y rodeado de un verde exuberante. Aunque los turistas que vienen hasta aquí lo recuerdan sobre todo por ser el lugar en el que Schwarzenegger le pidió matrimonio a su mujer. En la orilla del lago, precisamente, hay una barca que recuerda a aquel acontecimiento. Como es normal, la foto junto a la barca es de lo más típico. Supongo que vosotros no seréis menos…

Y entre la iglesia y el lago, las ruinas del Castillo de Thal, el otro icono turístico del pueblo. Fue construido a principios del siglo XIII, aunque en el XVIII fue abandonado y destruido. Afortunadamente en 1996 se restauró y hoy es un lugar perfecto desde el que tomar unas fotos del lago y los alrededores.

Amén de la curiosidad de ser el pueblo natal de Schwarzenegger, Thal no tiene mucho más allá. Si estáis en Graz es una excursión que podéis hacer perfectamente en un par de horas. Así os despejáis un poco y también respiráis algo de aire fresco.

Foto Vía Ephelka